08/04/2015

Casi un homicidio por mes en jurisdicción de la UR-VIII

  • Comentá 0

20735gr0La estadística abarca la Capital de la Madera, El Soberbio, Dos de Mayo y San Pedro • La Unidad policial tiene 250 hombres para una jurisdicción cercana a los 115 mil habitantes • Las cifras son preocupantes

 

 

SAN VICENTE. Eran las 8.10 del lunes 2 de febrero cuando al menos seis criminales impiadosos irrumpieron en la sucursal del banco Macro de El Soberbio. Antes de escapar con un botín estimado en dos millones de pesos, cubiertos por un escudo humano de clientes y policías, uno de los asaltantes ejecutó de un disparo en la espalda al cabo primero Roberto Omar Ballesteros.
El crimen quedará grabado por siempre en la criminología de la provincia y marcó a fuego a los habitantes de El Soberbio.
El caso Ballesteros es uno de los siete crímenes perpetrados en lo que va del año en jurisdicción de la Unidad Regional VIII. No es un dato menor: en sólo 96 días de este 2015 hubo más asesinatos que en todo 2014 (cinco).
Los guarismos son aún más preocupantes. Según estadísticas de PRIMERA EDICIÓN, en 27 meses se contabilizaron 23 homicidios, casi a razón de uno por mes.
Si bien la problemática de la inseguridad debe ser analizada y abordada desde de una mirada interdisciplinaria, porque responde a causas multifactoriales, en que la Policía es “un” elemento de análisis entre tantos otros, lo cierto es que la Unidad Regional VIII, que tiene su matriz en San Vicente pero abarca a otras cabeceras como El Soberbio, Dos de Mayo y San Pedro, cuenta con un plantel de 250 hombres para 115 mil habitantes.
Poquísimos efectivos para un área exageradamente extensa, donde además el delito pareciera aumentar de la mano del tráfico ilegal fronterizo, principalmente de cigarrillos y droga.
Las estadísticas de PRIMERA EDICIÓN comprenden los períodos 2013, 2014 y los tres primeros meses de este año.
Al problema de la falta de personal policial se agrega el contexto económico, socialcultural y geográfico en el que está inmersa la Unidad Regional VIII.
Se trata de una jurisdicción limítrofe con Brasil, con el río Uruguay de por medio, donde el tráfico ilegal se naturalizó y la gente considera “normal” la actividad habitual que realizan los llamados “chiveros” (mercaderes de lo ilegal, comenzando por el transporte de cigarrillos de procedencia paraguaya hacia Brasil).
Para colmo, en ese territorio es casi nula la presencia o patrullaje de las fuerzas de seguridad federales, llámese Prefectura Naval Argentina o Gendarmería Nacional. Esa situación facilita o contribuye, de alguna manera, con la proliferación de actividades ilegales y la ausencia de controles migratorios.
Ese contexto, sumado a la existencia de innumerables puertos clandestinos, permiten que la gente pase de un lado a otro de la frontera sin ningún tipo de control.
Por eso no resulta extraño que criminales de toda calaña delincan en un país y huyan al otro sin mayores inconvenientes ni obstáculos.
De hecho, los asaltantes del banco Macro en El Soberbio tardaron no más de un par de horas en atravesar el río Uruguay.
La causa tiene cuatro detenidos que cayeron ya en Brasil, en la localidad de Tiradentes do Sul.
La situación no es menor si se compara con otras áreas. La jurisdicción de la UR III, con asiento en Eldorado, el tercer distrito de la provincia, en el mismo período (2013, 2014 y los tres meses de este año) contabilizó quince homicidios.
En sólo 96 días de 2015 ocurrieron más homicidios que en todo 2014
Las estadísticas son concluyentes. En los primeros 96 días de este 2015 se registraron siete homicidios en jurisdicción de la Unidad Regional VIII, dos más que en todo 2014.
De mantenerse esa proyección, el panorama es poco alentador y amenaza con superar incluso a los registros de 2013, cuando se cometieron once asesinatos.
De esos siete asesinatos, cuatro se produjeron en la localidad de El Soberbio, entre ellos el brutal asalto a la sucursal del Macro en esa localidad, que derivó en la ejecución del cabo primero de policía Roberto Omar Ballesteros.
De acuerdo con el censo de 2010, la densidad demográfica de San Pedro creció un 20% respecto del estudio anterior. Lamentablemente, pareciera repercutir en los  registros de inseguridad. Comienza a aparecer como una de las complicadas en materia de homicidios.
En este 2015 se cometieron ya dos crímenes en ese lugar; curiosamente ambos en el paraje de Colonia Fracrán.
Fuente: Primeraedición

Comments

Comentarios

Comparte esta noticia

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *