08/04/2015

Se afianza la cuenca lechera del Alto Uruguay

  • Comentá 0

CAUL-1-300x198Son cuatro las cooperativas que forman la cuenca: Cooperativa Alto Uruguay (CAUL) con cien productores, La Esperanza, Sarandí  y Aurora con aproximadamente 50 proveedores de leche cada una. Esta organización les permite a los productores mejorar la sanidad de los animales, producir forraje y así asegurar la alimentación en épocas invernales. También incorporaron tecnología para la extracción de la leche, tarea que hace unos años se hacía en forma manual. A diario, cada productor produce un promedio de cien litros de leche, que luego entrega a la cooperativa a la que pertenece. Por litro, las entidades están pagando entre $3,10 y $3,20, lo que genera un ingreso para el productor de $9.000 por mes.

 

 

 

 

Para el intendente de Colonia Aurora, Jorge Gabriel Kramer, “las cooperativas han generado un gran impacto en nuestro municipio ya que hoy el productor recibe dinero cada 15 días, que es muy importante ya que la mayoría aquí son tabacaleros”. El alcalde sostuvo que con esta producción cambió mucho la zona, en la actualidad entre las cuatro cooperativas acopian cerca de 25.000 litros de leche por día. “Esto es muy importante, como el apoyo del Ministerio del Agro de la provincia y de la Nación”, remarcó.

Para graficar el éxito que tienen las producciones de las cooperativas, comentó: “hoy el queso se lo sacan de las manos a los productores en la fábrica”. Además, destacó que es muy importante la promoción boca a boca, “cuando se visitan otros municipios es bueno que digan que es muy rico el queso de Colonia Aurora”.

Organización
Varias de las cooperativas se conformaron en los últimos cinco años, como por ejemplo la Cooperativa Agropecuaria, Tambera y Forestal Esperanza Km 7 Limitada, que surgió en septiembre de 2010. El presidente de la entidad, Antonio Camargo, recordó que comenzaron con diez familias. “Fue muy difícil porque éramos pequeños productores, con el pasar del tiempo y el acompañamiento de un técnico del INTA y de la subsecretaria de Agricultura Familiar, comenzamos a tener algunos resultados. La gente comenzó a meterse y se acercaron el intendente Kramer, del Ministerio del Agro y la Producción y otros sectores”, relató.

Con la incorporación de nuevos colonos aumentó la producción. Entonces, los directivos de la entidad tuvieron que salir a buscar más comercios donde colocar los quesos. De esta manera, “las cosas se volvieron cada vez más grandes y sigue en aumento”, manifestó Camargo. En tanto, los colonos invierten en las unidades productivas, compran vacas, preparan el tambo y los tanques para la leche. Camargo consideró que “hay un compromiso mayor”.

Pero aún hay productores que no están bien preparados, por eso “en invierno dejan de vender leche. Pero hay 40 familias que en forma efectiva entregan sus productos semana a semana. Estamos haciendo queso barra, cremoso, Holanda y Ricota, lo que se vende en la zona Centro y Eldorado”, apuntó Camargo.

La capacitación a los colonos también fue importante para el fortalecimiento de la cuenca. Así lo reconoció Valdomiro Hessel, responsable de procesos de la planta de la CAUL, al recordar que realizaba otra actividad y tuvo que aprender sobre manipulación de los alimentos. Para conocer el trabajo de los pequeños productores lecheros, hace unos días una comitiva -integrada por el Subsecretario de Industria, Héctor Rodríguez;  Patricia Parra de la Secretaria de Desarrollo Rural de la Nación, José Enrique Fernández, asesor jurídico de la secretaría nacional y técnicos del INTI -visitó la fábrica de queso “Sol de Aurora” y la CAUL.

Después de recorrer la fábrica, el asesor jurídico Fernández destacó el trabajo de las cooperativas al decir: “Es muy gratificante ver el esfuerzo de la gente y como el trabajo en conjunto genera frutos como esta cooperativa de producción lechera y derivados”. Apuntó que “desde una cooperativa, en un lugar donde parece todo más difícil, mucho más que en una gran ciudad, se logran resultados iguales”. Además explicó que desde la Nación “hay interés de parte de Campos Bilbao en el desarrollo rural basado en las cooperativas. Hay un sector que es autosuficiente que no necesita colaboración, pero en estos casos se necesita apoyo y un empujón para comenzar a hacer andar la rueda y sabemos que es lo que nosotros podemos hacer. El resto es el esfuerzo de la gente que vive en el lugar y que saben lo que quieren lograr”.

Comments

Comentarios

Comparte esta noticia

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *